Home » Biblioteca » Ozonoterapia en Odontología

Ozonoterapia en Odontología

INTRODUCCIÓN

El aire atmosférico está compuesto por nitrógeno (71 %), oxígeno (28 %) y otros gases (1 %), incluido el ozono, que se ve alterado por procesos relacionados con la altitud, la temperatura y la contaminación del aire.1,2 El ozono (O3) es un gas con un olor característico y penetrante que está presente en pequeñas cantidades en el aire atmosférico. Las moléculas de ozono están compuestas por tres átomos de oxígeno y están presentes de forma natural en la capa superior de la atmósfera en abundancia mientras brilla el sol. 1,3,4 Protege a los organismos vivos al rodear la tierra en altitudes de 50,000 a 100,000 pies de los rayos ultravioleta.1,2,6 Al caer a la tierra, siendo más pesado que el aire, y se combina con cualquier contaminante que entra en contacto y limpia el aire. Esta es la forma natural de autolimpieza de la Madre Tierra.3

El ozono médico se produce cuando el oxígeno de grado médico se activa eléctricamente (usando un generador de ozono) para formar ozono.3 Es una mezcla del oxígeno más puro y el ozono más puro. Según su aplicación, la concentración de ozono puede variar entre 1 y 100 µg/ml (0,05-5%). El ozonoterapeuta determina la dosificación completa según la indicación médico-odontológica y el estado del paciente7, 8.

El ozono es un gas inestable y rápidamente libera moléculas de oxígeno nacientes para formar oxígeno gaseoso. La liberación de oxígeno naciente tiene efectos beneficiosos en cada parte y órgano. Se ha utilizado en el campo de la medicina durante mucho tiempo debido a su propiedad oxidante extremadamente fuerte que oxida casi todas las superficies hasta la etapa de oxidación más alta. Se utiliza para mejorar la circulación y estimular el metabolismo del oxígeno, interrumpir el metabolismo del tumor y matar patógenos. El O3 es un poderoso oxidante capaz de interactuar como modulador metabólico e inmunológico, así como también como agente antimicrobiano. Múltiples estudios microbiológicos y bioquímicos justificaron que no existen dudas sobre la efectividad del ozono en la reducción bacteriana. Entre otras cosas,

HISTORIA

El químico alemán Christian Friedrich Schönbein (1840), de la Universidad de Basilea en Suiza, es considerado como el Padre de la ozonoterapia.7,11 Al pasar una descarga eléctrica a través del agua, se producía un gas de olor extraño, al que denominó Ozono. , derivado de la palabra griega ozein que significa olor.1,2,6,11 En 1857, Joachim Hänsler, un físico y médico alemán, junto con el médico alemán Hans Wolff, desarrollaron el primer generador de ozono para uso médico. Dr. C. Lender en 1870, por primera vez, aplicó O3 en el campo de la medicina.

Purificó sangre en tubos de ensayo usando O3.2,3,6 Más tarde, la aplicación de O3 ganó popularidad como procedimiento terapéutico en toda Europa y América. En 1881, se usó como desinfectante en el tratamiento de la difteria.3 El Dr. Charles Kenworthy, médico de Florida, en 1885, publicó sus experiencias con el ozono en el Florida Medical Association Journal.5 En octubre de 1893, Ousbaden, Holanda, se convirtió en el primera ciudad en utilizar una planta de tratamiento de agua con ozono.3 En la Primera y Segunda Guerra Mundial se utilizó para tratar a los soldados heridos en las trincheras.11, 12 A principios del siglo XX, la Ley de Drogas y Alimentos revisó su uso y efecto en el campo de la medicina.

Consideraron que su uso era perfectamente legal en los Estados Unidos. Desde entonces, se usó en el tratamiento de enfermedades entonces mortales como la tuberculosis, neumonía, diabetes, etc. También se usó para curar heridas, gangrena y los efectos del gas venenoso. A partir de 1929, se enumeraron más de 114 enfermedades para el tratamiento con terapia de oxígeno/ozono.5 Un dentista alemán, el Dr. EAFisch, en 1950 se convirtió en el primer dentista en usar ozono de forma regular en su práctica dental en Zúrich, Suiza, y publicó numerosos documentos sobre su aplicación. Utilizó el ozono para tratar a Ernst Payr, un reconocido cirujano austriaco, quien luego se convirtió en un entusiasta del ozono y comenzó una línea de investigación dedicada a su uso en el cuidado de la salud.

En ese momento, la ozonoterapia era difícil y limitada debido a la falta de materiales resistentes al ozono, como el nailon, el dacrón y el teflón, hasta que se fabricaron materiales resistentes al ozono.1,2, 5, 6Inicio de la investigación de aplicaciones dentales con la aprobación de una Junta de Revisión Institucional para la Investigación Humana de la Universidad Capital de Medicina Integrativa en Washington, DC, comenzó en 2001.

La primera conferencia formal sobre terapia de oxígeno/ozono se dictó en 2001 en la Universidad Capital. Posteriormente, la extensa investigación continuó con la publicación del texto del Dr. Siegfried Rilling y la Dra. Renate Viebahn, “The Use of Ozone in Medicine”. Este texto fue un estándar hasta 2002 cuando el Dr. Velio Bocci publicó “Terapia de oxígeno/ozono: una revisión crítica”. A esto le siguió el primer seminario clínico de aplicaciones dentales en Louisville, Ky., en 2003. En 2004, el profesor Edward Lynch de Belfast, Reino Unido, contribuyó y editó el libro “Ozone: The Revolution in Dentistry”.5 Numerosos investigadores desde entonces han trabajado para dilucidar la naturaleza y las acciones del ozono. Mariniak y Delarive demostraron que es una forma alotrópica del oxígeno y Mulliken y Dewar aclararon su estructura molecular6, 13.

ACCIONES BIOLÓGICAS

Son varias las acciones conocidas del ozono sobre el cuerpo humano, como inmunoestimulante y analgésico, antihipóxico y desintoxicante, antimicrobiano, bioenergético, biosintético (activación del metabolismo de carbohidratos, proteínas, lípidos), etc.

El efecto antimicrobiano del ozono como resultado de su acción sobre las células al dañar su membrana citoplasmática debido a la ozonólisis de los enlaces duales y también a la modificación inducida por el ozono de los contenidos intracelulares (oxidación de las proteínas, pérdida de la función de los orgánulos) debido a los efectos de los oxidantes secundarios. Esta acción no es específica y es selectiva para las células microbianas; no daña las células del cuerpo humano debido a su gran capacidad antioxidante. El ozono es muy eficaz en cepas resistentes a los antibióticos. Su actividad antimicrobiana aumenta en el ambiente líquido con el pH ácido. En las infecciones virales, la acción del ozono radica en la intolerancia de las células infectadas a los peróxidos y el cambio de actividad de la transcriptasa inversa, que interviene en la síntesis de las proteínas virales.

El ozono influye en los sistemas inmunes celular y humoral. Estimula la proliferación de células inmunocompetentes y la síntesis de inmunoglobulinas. También activa la función de los macrófagos y aumenta la sensibilidad de los microorganismos a la fagocitosis.6 Cuando se administra en bajas concentraciones, se moviliza la propia resistencia del organismo, es decir, el ozono (re)activa el sistema inmunitario. 8 Como respuesta a esta activación a través del ozono, las células inmunitarias del cuerpo producen mensajeros especiales llamados citoquinas. Estas moléculas, a su vez, activan otras células inmunitarias, desencadenando una cascada de cambios positivos en todo el sistema inmunitario, que se estimula para resistir enfermedades. Esto significa que la aplicación de ozono médico es de gran utilidad para la activación inmunológica en pacientes con bajo estado inmunológico y/o déficit inmunológico.

El ozono provoca el aumento de pO2 en los tejidos y mejora el transporte de oxígeno en la sangre, lo que resulta en un cambio en el metabolismo celular – activación de procesos aeróbicos (glucólisis, ciclo de Krebs, ?-oxidación de ácidos grasos) y uso de recursos energéticos . También previene la formación de agregados de eritrocitos y aumenta su superficie de contacto para el transporte de oxígeno. Su capacidad para estimular la circulación se usa en el tratamiento de trastornos circulatorios y lo hace valioso para revitalizar las funciones orgánicas.

El ozono provoca la secreción de vasodilatadores como el NO, que es responsable de la dilatación de arteriolas y vénulas.

Activa los mecanismos de síntesis de proteínas y aumenta el número de ribosomas y mitocondrias en las células. Estos cambios a nivel celular explican la elevación de la actividad funcional y potencial de regeneración de tejidos y órganos.

Una alta concentración de ozono mata las bacterias muy rápidamente y es mil veces más potente que otros agentes para matar bacterias. La concentración promedio de ozono utilizada en los tratamientos es de 25 µg de ozono por mililitro de mezcla de gas oxígeno/ozono, lo que se traduce en 0,25 partes de ozono por 99,75 partes de oxígeno.

La investigación basada en la evidencia ha demostrado que a esta concentración, el ozono mata eficazmente bacterias, hongos, virus y parásitos. Como agente antimicrobiano, es un poderoso oxidante en una concentración dramáticamente más baja que el cloro sin ninguno de los efectos secundarios tóxicos. Una molécula de ozono equivale a entre 3000 y 10 000 moléculas de cloro y mata organismos patógenos 3500 veces más rápido.5 Los estudios han revelado que solo se necesitan 10 segundos para matar el 99 % de las bacterias, hongos y virus.14 Puede oxidar muchos organismos orgánicos compuestos y es un poderoso germicida.15 Algunos de los otros efectos son una mejora circulatoria, la interrupción del metabolismo del tumor y la estimulación del metabolismo del oxígeno.

OBJETIVOS DE LA OZONOTERAPIA EN ODONTOLOGÍA

Es fundamental establecer el estándar de atención y los objetivos terapéuticos basados ​​en pruebas científicas sólidas. Los objetivos terapéuticos son inclusivos y no exclusivos del estándar de atención. Los objetivos de la terapia de oxígeno/ozono son:

Eliminación de patógenos.
Restauración del metabolismo adecuado del oxígeno.
Inducción de un ambiente ecológico amigable.
Aumento de la circulación.
Activación inmune.
Simulación del sistema antioxidante humoral.

SISTEMAS DE GENERACIÓN DE GAS OZONO EN ODONTOLOGÍA:

Sistema ultravioleta: Produce bajas concentraciones de ozono, utilizado en estética y para la purificación del aire.
Sistema de plasma frío: utilizado en la purificación de aire y agua.
Sistema de descarga corona: produce altas concentraciones de ozono. Es el sistema más común utilizado en el campo médico/dental. Es fácil de manejar y tiene una tasa de producción de ozono controlada.

OZONOTERAPIA EN ODONTOLOGÍA FORMAS DE APLICACIÓN 

Como infusión en el hueso de la mandíbula infectado (cavitación) o en la articulación temporomandibular para el tratamiento del dolor y la inflamación.
Como irrigante durante una nueva terapia de conducto para desinfectar el diente afectado.
Terapia adyuvante con el uso de Aceite de Oliva Ozonizado para la enfermedad periodontal.

INDICACIONES

En odontología, el ozono tiene un papel en varias modalidades de tratamiento dental. La ozonoterapia presenta grandes ventajas cuando se utiliza como apoyo a los tratamientos convencionales.

Profilaxis y prevención de la caries dental.
Remineralización de fosas y fisuras, raíces y caries superficiales lisas.
Restauración de cavitaciones abiertas junto con medidas conservadoras convencionales.
Blanqueamiento de dientes descoloridos tratados con endodoncia.
Tratamiento de endodoncia.
Desensibilización de cuellos de dientes extremadamente sensibles.
Patologías de tejidos blandos.
El tratamiento de heridas infectadas, mal cicatrizadas y procesos inflamatorios.

OZONOTERAPIA EN PROTODONCIA

La placa microbiana que se acumula en las dentaduras está compuesta por varios microorganismos orales, principalmente C. albicans. El control de la placa dental es esencial para la prevención de la estomatitis protésica. En un intento de solucionar este problema, Arita et al. evaluó el efecto del agua ozonizada en combinación con ultrasonidos en C. albicans. Después de la exposición a un flujo de agua ozonizada (2 o 4 mg/l) durante un minuto, no encontraron C. albicans viable, lo que sugiere que la aplicación de agua ozonizada podría ser útil para reducir el número de bases de prótesis de C. albicanson.17

OZONOTERAPIA EN CIRUGÍA

Filippi observó la influencia del agua ozonizada en el proceso de cicatrización de heridas epiteliales en la cavidad bucal. Se encontró que el agua ozonizada aplicada diariamente puede acelerar la tasa de curación en la mucosa oral. Este efecto se puede ver en los dos primeros días postoperatorios. La comparación con heridas sin tratamiento muestra que el tratamiento diario con agua ozonizada acelera la tasa de curación fisiológica.18 Los pacientes tratados con ozono se curaron más rápidamente sin necesidad de medicación sistémica en comparación con el grupo control. Este hallazgo sugirió que el aceite ozonizado podría ser eficaz en el tratamiento de la alveolitis.19 La aplicación de la ozonoterapia después de la extracción dental y en caso de complicaciones posteriores a la extracción resultó bastante útil.20

OZONOTERAPIA EN ENDODONCIA

La investigación actual se ha centrado en determinar las pautas para el uso del ozono. La principal línea de estudio ha evolucionado utilizando el ozono para determinar su efecto en varios tipos de caries (fosas y fisuras,21 no cavitarias22 y caries de raíz primaria21,23,24,25).

El impacto oxidativo sobre esta microbiota ha sido reconocido en varios estudios; sin embargo, existe una divergencia de opinión con respecto a la cantidad de tiempo que se debe aplicar el gas ozono. Un estudio sugiere que la aplicación de gas ozono durante un período de 10 a 20 segundos resultó en la destrucción del 99% de los microorganismos 24,25. Otro informe afirma que 40 segundos de aplicación fueron insuficientes para descontaminar el área y no actuaron sobre la dentina infectada subyacente26. Datos interesantes muestran que el ozono no afecta la capacidad de sellado del sistema de unión. La ozonoterapia también se utilizó en la prevención de la caries dental en fisuras de los primeros molares permanentes en niños.20 Un dato interesante muestra que el ozono no afecta la capacidad de sellado del sistema adhesivo 27.

Las infecciones polimicrobianas complican los casos de periodontitis apical. Como resultado, la investigación actual se centra en encontrar soluciones de tratamiento con un alto efecto antimicrobiano mientras se minimizan las lesiones en los tejidos periapicales. El poder oxidativo del ozono lo caracteriza como un eficaz antimicrobiano y su indicación para su uso en endodoncia parece bastante adecuada. Su acción antimicrobiana ha sido demostrada contra cepas bacterianas como Mycobacteria, Staphylococcus, Streptococcus, Pseudomonas, Enterococcus y E. Coli 31,32 S. aureus33, E. faecalis 34,35 y C. albicans17 utilizando modelos de investigación in vitro. El ozono mostró efectividad sobre la mayoría de las bacterias encontradas en casos de necrosis pulpar, pero no cuando las bacterias están organizadas en biofilm20 en estudios in vitro.

DECOLORACIÓN

En los dientes tratados con conductos radiculares, la decoloración de la corona es un problema estético importante, especialmente en los dientes anteriores. El blanqueamiento convencional para caminar requiere mucho más tiempo y los resultados no suelen ser satisfactorios. Además, cubrir el diente con una corona de cerámica no siempre es una buena idea. Pero, ahora el ozono tiene la respuesta a todas estas preguntas. Después de colocar el agente blanqueador en el interior del diente, la corona se irradia con ozono durante un mínimo de 3 a 4 minutos. Este tratamiento con ozono blanquea el diente en cuestión de minutos y le da al paciente una sonrisa feliz y de aspecto más saludable.

DESENSIBILIZACIÓN DE CUELLOS DE RAÍCES SENSIBLES

Se ha documentado un alivio rápido y rápido de la sensibilidad de la raíz después de rociar con ozono durante 60 segundos, seguido de un lavado mineral sobre la dentina expuesta de manera repetitiva. Esta desensibilización de la dentina dura más tiempo. El barrillo dentinario presente sobre la superficie radicular expuesta impide la penetración de calcio iónico y flúor en los túbulos dentinarios. El ozono elimina esta capa de barrillo, abre los túbulos dentinarios, amplía su diámetro y luego los iones de calcio y fluoruro fluyen hacia los túbulos de manera fácil, profunda y efectiva para tapar los túbulos dentinarios, evitando el intercambio de fluidos a través de estos túbulos. Por lo tanto, el ozono puede terminar con eficacia el problema de la sensibilidad de la raíz en cuestión de segundos y también dura más que los métodos convencionales.

OZONOTERAPIA EN PERIODONCIA

La biopelícula dental dificulta que los antibióticos se dirijan a los patógenos periodontales putativos. Se requieren concentraciones más altas de antibióticos para matar estos organismos que están inevitablemente asociados con efectos adversos tóxicos en la flora microbiana del huésped. La aplicación de la ozonoterapia en periodoncia mostró resultados prometedores. Tanto el ozono gaseoso como el acuoso se utilizan como sustituto del desbridamiento mecánico.

El agua ozonizada (4 mg/l) inhibió fuertemente la formación de placa dental y redujo el número de patógenos subgingivales, tanto grampositivos como gramnegativos. Las bacterias gramnegativas, como P. endodontalis y P. gingivalis, fueron sustancialmente más sensibles al agua ozonizada que los estreptococos orales grampositivos y C. albicans en cultivo puro. Además, el agua ozonizada tuvo una fuerte actividad bactericida contra las bacterias en el biofilm de la placa. Además, el agua ozonizada inhibió la acumulación de placa dental experimental in vitro. Se encontró que el ozono acuoso es más biocompatible que el ozono gaseoso.

Resultó en un efecto tóxico en el epitelio oral humano y en las células de fibroblastos en comparación con antisépticos como el digluconato de clorhexidina, el hipoclorito de sodio y el peróxido de hidrógeno durante un período de 1 minuto.28,29 Se descubrió que el gas ozono es tóxico para el epitelio oral humano. y fibroblastos gingivales y el ozono acuoso fue más biocompatible que el ozono gaseoso.30 La aplicación de la ozonoterapia en enfermedades gingivales y periodontales crónicas, mostró una mejoría subjetiva y objetiva de su estado, así como en pacientes con absceso periodontal, sin exudación. .20

OZONOTERAPIA EN ESTOMATOLOGÍA

Sechi et. al evaluó el efecto del aceite de girasol ozonizado en diferentes especies bacterianas aisladas de diferentes sitios. El ozono demostró ser efectivo contra todas las bacterias cuando se probó, mientras que las micobacterias demostraron ser las más susceptibles al aceite.31 Macedo y Cardoso describieron un informe de caso de la aplicación de aceite ozonizado en herpes labial y osteomielitis mandibular y demostraron tiempos de curación más rápidos. que los protocolos convencionales.36

TOXICIDAD DEL OZONO

La inhalación de ozono puede ser tóxica para el sistema pulmonar y otros órganos. Las complicaciones provocadas por la ozonoterapia son infrecuentes a 0,0007 por aplicación. Los efectos secundarios conocidos son epífora, irritación de las vías respiratorias superiores, rinitis, tos, dolor de cabeza, náuseas ocasionales, vómitos, dificultad para respirar, inflamación de los vasos sanguíneos, mala circulación, problemas cardíacos y, en ocasiones, derrames cerebrales.4Debido al alto poder oxidante del ozono, todos los materiales que entren en contacto con el gas deben ser resistentes al ozono, como el vidrio, el silicio y el teflón. Sin embargo, en caso de intoxicación por ozono, el paciente debe colocarse en decúbito supino y tratarse con vitamina E y n-acetilcisteína.

CONTRAINDICACIONES 

Las siguientes son contraindicaciones para el uso de la ozonoterapia:

El embarazo.
Deficiencia de glucosa-6-fosfato-deshidrogenasa (favismo).
Hipertiroidismo.
Anemia severa.
Miastenia severa.
Intoxicación alcohólica aguda.
Infarto de miocardio reciente.
Hemorragia de cualquier órgano.
Alergia al ozono.

LOS BENEFICIOS DEL TRATAMIENTO DENTAL CON OZONO

El tratamiento con ozono es excelente como medida preventiva contra futuras caries y el trabajo dental necesario para corregir el daño causado por las bacterias. Los beneficios también incluyen:

Elimina el uso de taladros y empastes.
Elimina el uso de anestésicos.
Mata el 99% de las bacterias en las caries.
Puede blanquear las caries descoloridas.
Excelente para pacientes nerviosos o ansiosos.
Reduce la inflamación y la sensación de dolor.

CONCLUSIÓN

La odontología está cambiando ya que ahora estamos utilizando la ciencia moderna para practicar la odontología. La ozonoterapia ha sido más beneficiosa que las modalidades terapéuticas convencionales actuales. Esta tecnología de punta nos permite adoptar un enfoque conservador y mínimamente invasivo para el tratamiento dental. La elucidación de los mecanismos moleculares del ozono beneficia aún más la aplicación práctica en odontología. Tratar a los pacientes con ozonoterapia reduce mucho el tiempo de tratamiento y elimina el conteo bacteriano de manera más precisa. El tratamiento es completamente indoloro y aumenta la aceptabilidad y el cumplimiento de los pacientes con efectos adversos mínimos.

Tienes Preguntas?

Contáctenos
nano generator

NANO

Absoluteozone Atlas

ATLAS

TITAN

TITAN

magnum

MAGNUM

Home » Biblioteca » Ozonoterapia en Odontología

Ozonoterapia en Odontología

INTRODUCCIÓN

El aire atmosférico está compuesto por nitrógeno (71 %), oxígeno (28 %) y otros gases (1 %), incluido el ozono, que se ve alterado por procesos relacionados con la altitud, la temperatura y la contaminación del aire.1,2 El ozono (O3) es un gas con un olor característico y penetrante que está presente en pequeñas cantidades en el aire atmosférico. Las moléculas de ozono están compuestas por tres átomos de oxígeno y están presentes de forma natural en la capa superior de la atmósfera en abundancia mientras brilla el sol. 1,3,4 Protege a los organismos vivos al rodear la tierra en altitudes de 50,000 a 100,000 pies de los rayos ultravioleta.1,2,6 Al caer a la tierra, siendo más pesado que el aire, y se combina con cualquier contaminante que entra en contacto y limpia el aire. Esta es la forma natural de autolimpieza de la Madre Tierra.3

El ozono médico se produce cuando el oxígeno de grado médico se activa eléctricamente (usando un generador de ozono) para formar ozono.3 Es una mezcla del oxígeno más puro y el ozono más puro. Según su aplicación, la concentración de ozono puede variar entre 1 y 100 µg/ml (0,05-5%). El ozonoterapeuta determina la dosificación completa según la indicación médico-odontológica y el estado del paciente7, 8.

El ozono es un gas inestable y rápidamente libera moléculas de oxígeno nacientes para formar oxígeno gaseoso. La liberación de oxígeno naciente tiene efectos beneficiosos en cada parte y órgano. Se ha utilizado en el campo de la medicina durante mucho tiempo debido a su propiedad oxidante extremadamente fuerte que oxida casi todas las superficies hasta la etapa de oxidación más alta. Se utiliza para mejorar la circulación y estimular el metabolismo del oxígeno, interrumpir el metabolismo del tumor y matar patógenos. El O3 es un poderoso oxidante capaz de interactuar como modulador metabólico e inmunológico, así como también como agente antimicrobiano. Múltiples estudios microbiológicos y bioquímicos justificaron que no existen dudas sobre la efectividad del ozono en la reducción bacteriana. Entre otras cosas,

HISTORIA

El químico alemán Christian Friedrich Schönbein (1840), de la Universidad de Basilea en Suiza, es considerado como el Padre de la ozonoterapia.7,11 Al pasar una descarga eléctrica a través del agua, se producía un gas de olor extraño, al que denominó Ozono. , derivado de la palabra griega ozein que significa olor.1,2,6,11 En 1857, Joachim Hänsler, un físico y médico alemán, junto con el médico alemán Hans Wolff, desarrollaron el primer generador de ozono para uso médico. Dr. C. Lender en 1870, por primera vez, aplicó O3 en el campo de la medicina.

Purificó sangre en tubos de ensayo usando O3.2,3,6 Más tarde, la aplicación de O3 ganó popularidad como procedimiento terapéutico en toda Europa y América. En 1881, se usó como desinfectante en el tratamiento de la difteria.3 El Dr. Charles Kenworthy, médico de Florida, en 1885, publicó sus experiencias con el ozono en el Florida Medical Association Journal.5 En octubre de 1893, Ousbaden, Holanda, se convirtió en el primera ciudad en utilizar una planta de tratamiento de agua con ozono.3 En la Primera y Segunda Guerra Mundial se utilizó para tratar a los soldados heridos en las trincheras.11, 12 A principios del siglo XX, la Ley de Drogas y Alimentos revisó su uso y efecto en el campo de la medicina.

Consideraron que su uso era perfectamente legal en los Estados Unidos. Desde entonces, se usó en el tratamiento de enfermedades entonces mortales como la tuberculosis, neumonía, diabetes, etc. También se usó para curar heridas, gangrena y los efectos del gas venenoso. A partir de 1929, se enumeraron más de 114 enfermedades para el tratamiento con terapia de oxígeno/ozono.5 Un dentista alemán, el Dr. EAFisch, en 1950 se convirtió en el primer dentista en usar ozono de forma regular en su práctica dental en Zúrich, Suiza, y publicó numerosos documentos sobre su aplicación. Utilizó el ozono para tratar a Ernst Payr, un reconocido cirujano austriaco, quien luego se convirtió en un entusiasta del ozono y comenzó una línea de investigación dedicada a su uso en el cuidado de la salud.

En ese momento, la ozonoterapia era difícil y limitada debido a la falta de materiales resistentes al ozono, como el nailon, el dacrón y el teflón, hasta que se fabricaron materiales resistentes al ozono.1,2, 5, 6Inicio de la investigación de aplicaciones dentales con la aprobación de una Junta de Revisión Institucional para la Investigación Humana de la Universidad Capital de Medicina Integrativa en Washington, DC, comenzó en 2001.

La primera conferencia formal sobre terapia de oxígeno/ozono se dictó en 2001 en la Universidad Capital. Posteriormente, la extensa investigación continuó con la publicación del texto del Dr. Siegfried Rilling y la Dra. Renate Viebahn, “The Use of Ozone in Medicine”. Este texto fue un estándar hasta 2002 cuando el Dr. Velio Bocci publicó “Terapia de oxígeno/ozono: una revisión crítica”. A esto le siguió el primer seminario clínico de aplicaciones dentales en Louisville, Ky., en 2003. En 2004, el profesor Edward Lynch de Belfast, Reino Unido, contribuyó y editó el libro “Ozone: The Revolution in Dentistry”.5 Numerosos investigadores desde entonces han trabajado para dilucidar la naturaleza y las acciones del ozono. Mariniak y Delarive demostraron que es una forma alotrópica del oxígeno y Mulliken y Dewar aclararon su estructura molecular6, 13.

ACCIONES BIOLÓGICAS

Son varias las acciones conocidas del ozono sobre el cuerpo humano, como inmunoestimulante y analgésico, antihipóxico y desintoxicante, antimicrobiano, bioenergético, biosintético (activación del metabolismo de carbohidratos, proteínas, lípidos), etc.

El efecto antimicrobiano del ozono como resultado de su acción sobre las células al dañar su membrana citoplasmática debido a la ozonólisis de los enlaces duales y también a la modificación inducida por el ozono de los contenidos intracelulares (oxidación de las proteínas, pérdida de la función de los orgánulos) debido a los efectos de los oxidantes secundarios. Esta acción no es específica y es selectiva para las células microbianas; no daña las células del cuerpo humano debido a su gran capacidad antioxidante. El ozono es muy eficaz en cepas resistentes a los antibióticos. Su actividad antimicrobiana aumenta en el ambiente líquido con el pH ácido. En las infecciones virales, la acción del ozono radica en la intolerancia de las células infectadas a los peróxidos y el cambio de actividad de la transcriptasa inversa, que interviene en la síntesis de las proteínas virales.

El ozono influye en los sistemas inmunes celular y humoral. Estimula la proliferación de células inmunocompetentes y la síntesis de inmunoglobulinas. También activa la función de los macrófagos y aumenta la sensibilidad de los microorganismos a la fagocitosis.6 Cuando se administra en bajas concentraciones, se moviliza la propia resistencia del organismo, es decir, el ozono (re)activa el sistema inmunitario. 8 Como respuesta a esta activación a través del ozono, las células inmunitarias del cuerpo producen mensajeros especiales llamados citoquinas. Estas moléculas, a su vez, activan otras células inmunitarias, desencadenando una cascada de cambios positivos en todo el sistema inmunitario, que se estimula para resistir enfermedades. Esto significa que la aplicación de ozono médico es de gran utilidad para la activación inmunológica en pacientes con bajo estado inmunológico y/o déficit inmunológico.

El ozono provoca el aumento de pO2 en los tejidos y mejora el transporte de oxígeno en la sangre, lo que resulta en un cambio en el metabolismo celular – activación de procesos aeróbicos (glucólisis, ciclo de Krebs, ?-oxidación de ácidos grasos) y uso de recursos energéticos . También previene la formación de agregados de eritrocitos y aumenta su superficie de contacto para el transporte de oxígeno. Su capacidad para estimular la circulación se usa en el tratamiento de trastornos circulatorios y lo hace valioso para revitalizar las funciones orgánicas.

El ozono provoca la secreción de vasodilatadores como el NO, que es responsable de la dilatación de arteriolas y vénulas.

Activa los mecanismos de síntesis de proteínas y aumenta el número de ribosomas y mitocondrias en las células. Estos cambios a nivel celular explican la elevación de la actividad funcional y potencial de regeneración de tejidos y órganos.

Una alta concentración de ozono mata las bacterias muy rápidamente y es mil veces más potente que otros agentes para matar bacterias. La concentración promedio de ozono utilizada en los tratamientos es de 25 µg de ozono por mililitro de mezcla de gas oxígeno/ozono, lo que se traduce en 0,25 partes de ozono por 99,75 partes de oxígeno.

La investigación basada en la evidencia ha demostrado que a esta concentración, el ozono mata eficazmente bacterias, hongos, virus y parásitos. Como agente antimicrobiano, es un poderoso oxidante en una concentración dramáticamente más baja que el cloro sin ninguno de los efectos secundarios tóxicos. Una molécula de ozono equivale a entre 3000 y 10 000 moléculas de cloro y mata organismos patógenos 3500 veces más rápido.5 Los estudios han revelado que solo se necesitan 10 segundos para matar el 99 % de las bacterias, hongos y virus.14 Puede oxidar muchos organismos orgánicos compuestos y es un poderoso germicida.15 Algunos de los otros efectos son una mejora circulatoria, la interrupción del metabolismo del tumor y la estimulación del metabolismo del oxígeno.

OBJETIVOS DE LA OZONOTERAPIA EN ODONTOLOGÍA

Es fundamental establecer el estándar de atención y los objetivos terapéuticos basados ​​en pruebas científicas sólidas. Los objetivos terapéuticos son inclusivos y no exclusivos del estándar de atención. Los objetivos de la terapia de oxígeno/ozono son:

Eliminación de patógenos.
Restauración del metabolismo adecuado del oxígeno.
Inducción de un ambiente ecológico amigable.
Aumento de la circulación.
Activación inmune.
Simulación del sistema antioxidante humoral.

SISTEMAS DE GENERACIÓN DE GAS OZONO EN ODONTOLOGÍA:

Sistema ultravioleta: Produce bajas concentraciones de ozono, utilizado en estética y para la purificación del aire.
Sistema de plasma frío: utilizado en la purificación de aire y agua.
Sistema de descarga corona: produce altas concentraciones de ozono. Es el sistema más común utilizado en el campo médico/dental. Es fácil de manejar y tiene una tasa de producción de ozono controlada.

OZONOTERAPIA EN ODONTOLOGÍA FORMAS DE APLICACIÓN 

Como infusión en el hueso de la mandíbula infectado (cavitación) o en la articulación temporomandibular para el tratamiento del dolor y la inflamación.
Como irrigante durante una nueva terapia de conducto para desinfectar el diente afectado.
Terapia adyuvante con el uso de Aceite de Oliva Ozonizado para la enfermedad periodontal.

INDICACIONES

En odontología, el ozono tiene un papel en varias modalidades de tratamiento dental. La ozonoterapia presenta grandes ventajas cuando se utiliza como apoyo a los tratamientos convencionales.

Profilaxis y prevención de la caries dental.
Remineralización de fosas y fisuras, raíces y caries superficiales lisas.
Restauración de cavitaciones abiertas junto con medidas conservadoras convencionales.
Blanqueamiento de dientes descoloridos tratados con endodoncia.
Tratamiento de endodoncia.
Desensibilización de cuellos de dientes extremadamente sensibles.
Patologías de tejidos blandos.
El tratamiento de heridas infectadas, mal cicatrizadas y procesos inflamatorios.

OZONOTERAPIA EN PROTODONCIA

La placa microbiana que se acumula en las dentaduras está compuesta por varios microorganismos orales, principalmente C. albicans. El control de la placa dental es esencial para la prevención de la estomatitis protésica. En un intento de solucionar este problema, Arita et al. evaluó el efecto del agua ozonizada en combinación con ultrasonidos en C. albicans. Después de la exposición a un flujo de agua ozonizada (2 o 4 mg/l) durante un minuto, no encontraron C. albicans viable, lo que sugiere que la aplicación de agua ozonizada podría ser útil para reducir el número de bases de prótesis de C. albicanson.17

OZONOTERAPIA EN CIRUGÍA

Filippi observó la influencia del agua ozonizada en el proceso de cicatrización de heridas epiteliales en la cavidad bucal. Se encontró que el agua ozonizada aplicada diariamente puede acelerar la tasa de curación en la mucosa oral. Este efecto se puede ver en los dos primeros días postoperatorios. La comparación con heridas sin tratamiento muestra que el tratamiento diario con agua ozonizada acelera la tasa de curación fisiológica.18 Los pacientes tratados con ozono se curaron más rápidamente sin necesidad de medicación sistémica en comparación con el grupo control. Este hallazgo sugirió que el aceite ozonizado podría ser eficaz en el tratamiento de la alveolitis.19 La aplicación de la ozonoterapia después de la extracción dental y en caso de complicaciones posteriores a la extracción resultó bastante útil.20

OZONOTERAPIA EN ENDODONCIA

La investigación actual se ha centrado en determinar las pautas para el uso del ozono. La principal línea de estudio ha evolucionado utilizando el ozono para determinar su efecto en varios tipos de caries (fosas y fisuras,21 no cavitarias22 y caries de raíz primaria21,23,24,25).

El impacto oxidativo sobre esta microbiota ha sido reconocido en varios estudios; sin embargo, existe una divergencia de opinión con respecto a la cantidad de tiempo que se debe aplicar el gas ozono. Un estudio sugiere que la aplicación de gas ozono durante un período de 10 a 20 segundos resultó en la destrucción del 99% de los microorganismos 24,25. Otro informe afirma que 40 segundos de aplicación fueron insuficientes para descontaminar el área y no actuaron sobre la dentina infectada subyacente26. Datos interesantes muestran que el ozono no afecta la capacidad de sellado del sistema de unión. La ozonoterapia también se utilizó en la prevención de la caries dental en fisuras de los primeros molares permanentes en niños.20 Un dato interesante muestra que el ozono no afecta la capacidad de sellado del sistema adhesivo 27.

Las infecciones polimicrobianas complican los casos de periodontitis apical. Como resultado, la investigación actual se centra en encontrar soluciones de tratamiento con un alto efecto antimicrobiano mientras se minimizan las lesiones en los tejidos periapicales. El poder oxidativo del ozono lo caracteriza como un eficaz antimicrobiano y su indicación para su uso en endodoncia parece bastante adecuada. Su acción antimicrobiana ha sido demostrada contra cepas bacterianas como Mycobacteria, Staphylococcus, Streptococcus, Pseudomonas, Enterococcus y E. Coli 31,32 S. aureus33, E. faecalis 34,35 y C. albicans17 utilizando modelos de investigación in vitro. El ozono mostró efectividad sobre la mayoría de las bacterias encontradas en casos de necrosis pulpar, pero no cuando las bacterias están organizadas en biofilm20 en estudios in vitro.

DECOLORACIÓN

En los dientes tratados con conductos radiculares, la decoloración de la corona es un problema estético importante, especialmente en los dientes anteriores. El blanqueamiento convencional para caminar requiere mucho más tiempo y los resultados no suelen ser satisfactorios. Además, cubrir el diente con una corona de cerámica no siempre es una buena idea. Pero, ahora el ozono tiene la respuesta a todas estas preguntas. Después de colocar el agente blanqueador en el interior del diente, la corona se irradia con ozono durante un mínimo de 3 a 4 minutos. Este tratamiento con ozono blanquea el diente en cuestión de minutos y le da al paciente una sonrisa feliz y de aspecto más saludable.

DESENSIBILIZACIÓN DE CUELLOS DE RAÍCES SENSIBLES

Se ha documentado un alivio rápido y rápido de la sensibilidad de la raíz después de rociar con ozono durante 60 segundos, seguido de un lavado mineral sobre la dentina expuesta de manera repetitiva. Esta desensibilización de la dentina dura más tiempo. El barrillo dentinario presente sobre la superficie radicular expuesta impide la penetración de calcio iónico y flúor en los túbulos dentinarios. El ozono elimina esta capa de barrillo, abre los túbulos dentinarios, amplía su diámetro y luego los iones de calcio y fluoruro fluyen hacia los túbulos de manera fácil, profunda y efectiva para tapar los túbulos dentinarios, evitando el intercambio de fluidos a través de estos túbulos. Por lo tanto, el ozono puede terminar con eficacia el problema de la sensibilidad de la raíz en cuestión de segundos y también dura más que los métodos convencionales.

OZONOTERAPIA EN PERIODONCIA

La biopelícula dental dificulta que los antibióticos se dirijan a los patógenos periodontales putativos. Se requieren concentraciones más altas de antibióticos para matar estos organismos que están inevitablemente asociados con efectos adversos tóxicos en la flora microbiana del huésped. La aplicación de la ozonoterapia en periodoncia mostró resultados prometedores. Tanto el ozono gaseoso como el acuoso se utilizan como sustituto del desbridamiento mecánico.

El agua ozonizada (4 mg/l) inhibió fuertemente la formación de placa dental y redujo el número de patógenos subgingivales, tanto grampositivos como gramnegativos. Las bacterias gramnegativas, como P. endodontalis y P. gingivalis, fueron sustancialmente más sensibles al agua ozonizada que los estreptococos orales grampositivos y C. albicans en cultivo puro. Además, el agua ozonizada tuvo una fuerte actividad bactericida contra las bacterias en el biofilm de la placa. Además, el agua ozonizada inhibió la acumulación de placa dental experimental in vitro. Se encontró que el ozono acuoso es más biocompatible que el ozono gaseoso.

Resultó en un efecto tóxico en el epitelio oral humano y en las células de fibroblastos en comparación con antisépticos como el digluconato de clorhexidina, el hipoclorito de sodio y el peróxido de hidrógeno durante un período de 1 minuto.28,29 Se descubrió que el gas ozono es tóxico para el epitelio oral humano. y fibroblastos gingivales y el ozono acuoso fue más biocompatible que el ozono gaseoso.30 La aplicación de la ozonoterapia en enfermedades gingivales y periodontales crónicas, mostró una mejoría subjetiva y objetiva de su estado, así como en pacientes con absceso periodontal, sin exudación. .20

OZONOTERAPIA EN ESTOMATOLOGÍA

Sechi et. al evaluó el efecto del aceite de girasol ozonizado en diferentes especies bacterianas aisladas de diferentes sitios. El ozono demostró ser efectivo contra todas las bacterias cuando se probó, mientras que las micobacterias demostraron ser las más susceptibles al aceite.31 Macedo y Cardoso describieron un informe de caso de la aplicación de aceite ozonizado en herpes labial y osteomielitis mandibular y demostraron tiempos de curación más rápidos. que los protocolos convencionales.36

TOXICIDAD DEL OZONO

La inhalación de ozono puede ser tóxica para el sistema pulmonar y otros órganos. Las complicaciones provocadas por la ozonoterapia son infrecuentes a 0,0007 por aplicación. Los efectos secundarios conocidos son epífora, irritación de las vías respiratorias superiores, rinitis, tos, dolor de cabeza, náuseas ocasionales, vómitos, dificultad para respirar, inflamación de los vasos sanguíneos, mala circulación, problemas cardíacos y, en ocasiones, derrames cerebrales.4Debido al alto poder oxidante del ozono, todos los materiales que entren en contacto con el gas deben ser resistentes al ozono, como el vidrio, el silicio y el teflón. Sin embargo, en caso de intoxicación por ozono, el paciente debe colocarse en decúbito supino y tratarse con vitamina E y n-acetilcisteína.

CONTRAINDICACIONES 

Las siguientes son contraindicaciones para el uso de la ozonoterapia:

El embarazo.
Deficiencia de glucosa-6-fosfato-deshidrogenasa (favismo).
Hipertiroidismo.
Anemia severa.
Miastenia severa.
Intoxicación alcohólica aguda.
Infarto de miocardio reciente.
Hemorragia de cualquier órgano.
Alergia al ozono.

LOS BENEFICIOS DEL TRATAMIENTO DENTAL CON OZONO

El tratamiento con ozono es excelente como medida preventiva contra futuras caries y el trabajo dental necesario para corregir el daño causado por las bacterias. Los beneficios también incluyen:

Elimina el uso de taladros y empastes.
Elimina el uso de anestésicos.
Mata el 99% de las bacterias en las caries.
Puede blanquear las caries descoloridas.
Excelente para pacientes nerviosos o ansiosos.
Reduce la inflamación y la sensación de dolor.

CONCLUSIÓN

La odontología está cambiando ya que ahora estamos utilizando la ciencia moderna para practicar la odontología. La ozonoterapia ha sido más beneficiosa que las modalidades terapéuticas convencionales actuales. Esta tecnología de punta nos permite adoptar un enfoque conservador y mínimamente invasivo para el tratamiento dental. La elucidación de los mecanismos moleculares del ozono beneficia aún más la aplicación práctica en odontología. Tratar a los pacientes con ozonoterapia reduce mucho el tiempo de tratamiento y elimina el conteo bacteriano de manera más precisa. El tratamiento es completamente indoloro y aumenta la aceptabilidad y el cumplimiento de los pacientes con efectos adversos mínimos.